SU ROSTRO EN CADA COPA

En esta entrada, recogemos una nueva entrega del Romancero de Bar, obra del autor de este blog, Luis García Centoira. En este caso es el romance de

RAMÓN.
-Hasta que anochece, 6 copas de whisky con soda-.

Si no enturbiase el dolor
el fondo de cada copa,
si amargo no se volviera
el fuego de oro en su boca,
si lograse abrir los ojos
y no apareciese Gloria
en cada cruce de calles
caminando viva, hermosa,
tal vez sería posible
mirarse a sí mismo a solas
y olvidar que cada tarde
que pasa sin ella una ola
de dolor lo invade todo,
todo lo llena su aroma.

Mas no puede. Solamente
el santo whisky con soda
es capaz de detener
el andar de su memoria,
su recuerdo disipar,
convertirlo en fugaz sombra,
hacer que su falta sea
eco de una chanza sórdida,
transformar su viudedad
en desagradable broma
y en pesadilla nocturna
la cruel falta de su esposa.

De seis a once y a diario
viene Ramón. Bebe a solas
en el final de la barra
del Desapego. Ahí toma
la decisión cotidiana
de olvidar de alguna forma
a quien fue durante años
causa y motor de sus horas.

Y siempre, al sonar las doce,
navegando sus seis copas
en el barco de su cama,
como tantas veces, llora
lágrimas de alcohol llenas,
de esperanza y rabia rotas.


Para leer el resto de los romances que cuentan las historias del Bar El Desapego puedes hacer clic

Las tres ilustraciones que acompañan a este poema son obra del artista Didier Ducouret. Podéis visitar su perfil de Google Plus pulsando sobre este enlace.

2 comentarios:

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. No seas hiriente al comentar, no seas más listo que nadie, no te las des de inventar el huevo porque el huevo ya está inventado. No descalifiques a otros sin ton ni son. No utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que los demás puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados.Este no es un blog ni triste ni gesticulante: comenta para que los demás disfruten porque has decidido disfrutar de la vida. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.